Hogar

Máquina remalladora: consejos para elegir la mejor

Si lo que quieres es subir al siguiente nivel en la costura y hacer tus prendas más prolijas, con acabado perfecto y profesional, lo que necesitas es una máquina remalladora. La principal función de estas máquinas es perfeccionar las costuras finales de una prenda, algo así como “rematar” el trabajo para que todo quede como salido de una tienda.

Y por si te lo estás preguntando: No, no es lo mismo que una máquina de coser convencional, de hecho, estos acabados tan detallados son muy difíciles de alcanzar con una tradicional. Por esto muchas costureras optan por una máquina remalladora. Ahora bien, ¿cómo elegir la mejor? A continuación te damos algunos consejos.

Lo que tienes que saber antes de comprar una máquina remalladora

Tal como podemos ver aquí este proceso es más fácil de lo que parece, solo debes tener en cuenta las características generales de cada máquina remalladora y decidir si se adapta o no a tus necesidades.

1. El tipo de remalladora

Estas se clasifican de acuerdo a la cantidad de hilos que poseen 3, 4 o 5 y debes elegir entre ellas de acuerdo a tus exigencias:

  • Remalladora de 3 hilos: Posee 1 aguja y 2 ancoras. Funciona muy bien para tareas básicas y sin mucha exigencia.
  • Remalladora de 4 hilos: 2 agujas y 2 ancoras. Cada puntada de esta remalladora es más fuerte y consistente que la anterior.
  • Remalladora de 5 hilos: 2 agujas y 3 angoras. Es la más potente y es ideal para aquellos profesionales con mucha demanda y exigencia.
Quizás te interese leer  Cómo reformar un salón sin obras

2. Ancho de corte

Otra característica muy importante, ya que de esto va a depender el resultado que obtengas al final, aunque también depende bastante del tipo de tela. Puede ir de 3 a 5 milímetros.

máquina remalladora

3. Puntadas por minuto

Este punto se refiere a la rapidez de la máquina remalladora, ya que puede influir en nuestro volumen de trabajo y en el tiempo que ahorremos al realizarlo. Si la velocidad para ti es importante te recomendamos que escojas una que no tenga menos de 1.000 puntadas por minuto.

4. Enhebrado automático

Otra tarea que puede influir directamente en la fluidez de nuestro trabajo es enhebrar, ya que estar pasando manualmente los hilos por las agujas puede ser muy farragoso. Sin embargo, en la actualidad existen máquinas remalladoras que vienen con enhebrado fácil que te ahorrará tiempo y energía ya que se realiza automáticamente.

5. Puntada regulable

Esta es una de las características más importantes ya que te permite tener un control completo de la puntada, ya quieras modificar el ancho o el largo. La mayoría de las remalladoras vienen con esta característica, pero nunca esta demás cerciorarse, ya que te dará un plus en la personalización de la puntada.

6. Alimentación diferenciada

Y, por último, pero no menos importante, la alimentación diferenciada te va a permitir hacer ondulaciones automáticas, función que te ahorrará mucho tiempo. Además, te permite controlar el tipo de ondulación y desactivarla si no necesitas usarla.