Hogar

Gastar menos luz: consejos para ahorrar en tus facturas

Especialmente durante los meses de verano o invierno, cuando los aires acondicionados y los calentadores funcionan constantemente, muchas personas comienzan a preguntarse cómo podrían ahorrar en su factura de electricidad.

Hay algunas respuestas obvias y otras que no tanto a esta pregunta, así que echemos un vistazo a algunas formas de gastar menos luz y ahorrar en su factura de electricidad.

Precios fluctuantes

Un hecho poco conocido es que algunos proveedores de electricidad cobran según los usos horararios en algunas tarifas de luz. Esto se debe a que hay «períodos de menor actividad» durante los cuales menos personas de lo habitual requieren energía. Estos pueden ser los días festivos, fines de semana y días de semana desde aproximadamente las 10 p.m. hasta las 10 a.m. De hecho, los precios pueden variar hasta en 40%, por lo que planificar lavar la ropa por la noche o muy temprano por la mañana podría ayudarte a gastar menos luz y ahorrar dinero.

Modo de espera

El «modo de espera» se introdujo en dispositivos electrónicos como televisores y ordenadores a finales del siglo XX. ¿Por qué? Porque la gente disfrutaba con la comodidad de poder volver a encender sus dispositivos sin tener que esperar a que se reiniciaran desde cero. Esto, sin embargo, es una fuente de desperdicio significativo de energía que quizás ni siquiera conozcas. Así que asegúrate de apagar o desenchufar por completo sus ordenador, televisiones, cargadores (cuando no estés cargando ningún dispositivo) y cepillos de dientes eléctricos cuando no los estés usando.

ahorrar en la factura de la luz

Electrodomésticos de alta energía

Este es simple. Hay electrodomésticos que requieren mucha energía, como neveras, lavadoras, secadores de pelo, microondas y lavavajillas. Para gastar menos luz, reduce el uso general de estos aparatos y utilízalos solo a su capacidad máxima (una vez que estén completamente cargados).

Quizás te interese leer  5 webs para encontrar trabajo y algunos consejos para manejarlas

Aires acondicionados

Dos de las principales causas del aumento de las facturas de electricidad debido al aire acondicionado son los filtros viejos y los niveles bajos de refrigerante especialmente en unidades obsoletas. Ambos factores causan que los acondicionadores de aire «ciclen» y consuman más energía. Para aumentar la eficiencia, limpia o cambia el filtro o use filtros permanentes; y asegúrate de que los niveles de refrigerante sean suficientes. Si es necesario contacta con un profesional para que pueda revisarlo.

Calentadores

Según los expertos, puedes ahorrar aproximadamente un 3% en costes de calefacción por cada grado que bajes el termostato. Además, asegúrese de apagar tu termo eléctrico mientras estás de vacaciones porque podría seguir calentando el agua aunque no lo estés usando. De hecho, un calentador fijado a 140 grados o más puede costarte más de 400 euros por año solo por llevar el agua dulce a altas temperaturas.

Ventanas, puertas y grietas

Presta atención a las ventanas y puertas abiertas, porque el aire frío o caliente que entra puede reducir los niveles de eficiencia de tu calefacción o aire acondicionado. Lo mismo, aunque menos notorio, sucede con las grietas entre sus ventanas, puertas y sus marcos. Para sellar esas grietas, puedes usar espuma o protectores contra corrientes de aire.

Electrodomésticos viejos

El desperdicio de energía no fue preocupante en el siglo anterior cuando sus precios eran más bajos. Sin embargo, en la actualidad las personas no solo se han percatado de lo altas que son sus facturas de la luz, sino también en la huella de carbono que afecta al medio ambiente. Por eso, los fabricantes han creado productos con mayor eficiencia energética.

Quizás te interese leer  Desprendimiento de retina: causas, diagnóstico y cómo prevenirlo

Los electrodomésticos viejos, en la mayoría de los casos, consumen mucha más energía en comparación con sus contrapartes más nuevas. Por lo tanto, invertir en modelos modernos y energéticamente eficientes podría ayudarte a ahorrar en tu factura y gastar menos luz.

Bombillas

Otra señal de que hemos entrado en una nueva era de consumo de energía es que ahora tiene diferentes opciones al comprar bombillas. En lugar de la bombilla incandescente tradicional, los consumidores pueden optar por los modelos LED o CFL, que duran mucho más y consumen mucha menos energía mientras proporcionan la misma, o en algunos casos más, cantidad de luz.