Hogar

Consejos e ideas para decorar un baño pequeño con un estilo moderno

A la hora de decorar un baño pequeño es importante comenzar con una evaluación del diseño del interior: tal vez sea recomendable mover una pared o parte de ella para ganar más espacio para instalar una bañera o una ducha. Las paredes más gruesas son ideales para muebles empotrados, que brindan una solución a la falta de espacio de almacenamiento.

Cada baño, independientemente de su tamaño, debe dividirse claramente en dos zonas: las zonas húmedas y secas. El lavabo y el espejo deben colocarse frente a la puerta. El inodoro, por otro lado, debe estar situado más a un lado y debe estar ligeramente escondido.

Muebles compactos

A la hora de elegir el mobiliario para decorar un baño pequeño, es necesario tener en cuenta el tamaño del espacio. Afortunadamente, las propias marcas te lo ponen más fácil ofreciendo en sus catálogos muebles para baño estilo modernos con colecciones adaptadas a baños de todos los tamaños, donde encontrarás bañeras pequeñas, inodoros más cortos, lavabos esquineros y muebles más compactos.

Una de las opciones más aconsejables para ahorrar espacio es decorar tu baño con muebles colgados en la pared, de esta forma el suelo queda más libre para poder moverte por el espacio de forma más cómoda.

ideas para decorar un baño pequeño

Todo en orden

Los espacios pequeños requieren orden. Para conseguirlo, lo ideal es guardar los elementos y objetos que no usas a diario en muebles con cajoneras colgados en la pared. Otra gran idea para decorar baños pequeños es colgar un mueble equipado con espejo e iluminación sobre el lavabo. Esto otorga más espacio para los productos cosméticos, y la iluminación decorativa dará a la habitación un carácter único.

Quizás te interese leer  Desprendimiento de retina: causas, diagnóstico y cómo prevenirlo

Colores, materiales y estilo

Los expertos recomiendan actuar con moderación cuando se trata de baños más pequeños; esto se aplica a los colores, materiales y estilos, para evitar el caos y no sobrecargar el diseño. No olvides incluir espejos y superficies lisas y brillantes, ya que son una excelente manera de ampliar ópticamente las habitaciones.

Los muebles barnizados, de colores claros y de forma simple son ideales para interiores más pequeños (el acabado brillante contribuye a que la habitación parezca más grande).

Al pensar en los materiales de acabado para el suelo y las paredes, elige colores claros y fríos, que hacen que las paredes parezcan más distantes. Los azulejos blancos, grises, beige y azul claro son ideales para este propósito. Los azulejos grandes también son una buena idea: cuando se colocan correctamente, agregan ópticamente unos centímetros a la habitación y pueden hacer que parezca más alta o más ancha.

Otro truco que suelen utilizar los expertos diseñadores es colocar las mismas baldosas tanto en el suelo como en las paredes. Esto difumina los límites espaciales y amplía ópticamente la habitación. Los baños pequeños se ven muy bien con los azulejos rectificados, lo que le permite lograr una superficie muy uniforme sin líneas divisorias.

Los azulejos de colores claros, son perfectos para habitaciones pequeñas. Los elementos más oscuros y coloridos deben limitarse a los accesorios y otros complementos: toallas, alfombras y grifería.

Quizás te interese leer  Aplicaciones para enseñar a leer a un niño de forma divertida

No te olvides del ambiente en la habitación: puedes incluir complementos como plantas en macetas, jabón perfumado y velas para aportar un toque original y acogedor.