Hogar

Cómo reformar un salón sin obras

Es posible que ya te hayas aburrido de ver tu salón con la misma apariencia todos los días. O tal vez te acabas de mudar y sientes que el espacio requiere una nueva decoración. Con un poco de planificación y siguiendo los mismos pasos utilizados por los diseñadores de interiores profesionales, aprenderás cómo reformar un salón sin obras con altas posibilidades de éxito.

Consejos para reformar un salón sin obras

Desarrolla tu estilo

Si no quieres gastar una gran suma de dinero en obras, porque una nueva decoración puede que no sea algo de emergencia pero la quieres hacer de todas maneras, debes comenzar  por definir el estilo de diseño que deseas para el interior de tu hogar.

Una regla general para reformar un salón sin obras es usar el mismo estilo para el interior y el exterior de la vivienda. Apóyate en las piezas de madera y los tonos tierra, ya que funcionan muy bien con todos los estilos.

Mezcla telas y estampados

Otra manera de reformar un salón sin obras es jugar con todos esos elementos que tienes a la mano o a la vista.

Es decir, si tienes algunas sábanas y cortinas blancas, -muchas de ellas puedes encontrarlas aquí– unas de colores y tal vez alguna con estampado, ¿por qué mantenerlo todo en conjunto? ¿Por qué no divertirse y mezclarlo todo?

Quizás tengas una bonita cortina de colores en la parte superior, así que puedes colocar cojines o almohadas con estampados y mantener la tranquilidad de tus sueños con las sábanas blancas para dormir.

Ese juego hace que tu idea de reformar un salón sin obras sea y se vea un poco más divertida e interesante.

Juega con los accesorios

Reformar un salón sin obras

¿Te aburres cuando las cosas están siempre en el mismo lugar? Entonces, si tienes una pieza realmente genial en tu mesa de café, cámbiala a tu mesita de noche o viceversa. Estos cambios mínimos le darán una nueva vida al salón.

Dale vida a tus fotos antiguas

Busca en tus álbumes de fotos, mira las imágenes a las que nunca le prestas atención pero que al verlas te llenan de algún sentimiento. ¿Qué tal si las enmarcas y las pones en una mesa o en la pared?

Es una manera de reformar un salón sin obras, cambiar el espacio y hacer que lo sientas como nuevo, más fresco y mejorado.

Ten presente que…

Tratar de completar un proyecto para reformar un salón sin obras con poco presupuesto, espacio y tiempo, no es fácil. Pero con un compromiso de dedicación y esfuerzo, lo puedes lograr.

Utiliza estos consejos para comenzar, no tengas miedo de convertirte en tu propia diseñadora. Al final del día, lo más importante es que te sientas feliz y cómoda en tu espacio vital.

Quizás te interese leer  Máquina remalladora: consejos para elegir la mejor