Belleza

El secreto de la eterna juventud: 5 vitaminas para parecer más joven

Desde tiempo inmemoriales, el ser humano -y, sobre todo las mujeres- han buscado métodos para permanecer jóvenes y burlar al paso del tiempo, por lo que no es sorpresa que actualmente existan líneas de investigación y empresas de productos de belleza dedicados exclusivamente a este ámbito. Ahora bien, ¿es posible parecer más joven de lo que eres? Quédate con nosotros y entérate cómo.

El poder de los antioxidantes: la clave para parece más joven

Las células son los elementos estructurales más pequeños de nuestro organismo, y son las encargadas de que todo funcione bien en los tejidos y órganos a los que dan forma (entre ellos, la piel).

Ahora bien, no nacemos con un número ilimitado de células, aunque sí es verdad que cada una puede tener mayor o menor capacidad de replicarse: lo que ocurre es que con el tiempo nuestras células van muriendo y dejando de regenerarse, y es ahí donde empieza el envejecimiento. Pero, ¿quién juega el papel fundamental en esta incapacidad celular de seguir funcionando? Los famosos radicales libres.

¿Qué son los radicales libres?

Se tratan de unos productos celulares que se producen por el uso de oxígeno en el proceso de respiración celular (¿recuerdas el famoso ciclo de Krebs de las clases de biología de la escuela? Pues ahí). En sí mismos, los radicales libres no son malos (al fin y al cabo, sin oxígeno no podemos vivir), pero su exceso a lo largo de toda la vida termina siendo dañino.

Estas moléculas generalmente no duran mucho tiempo pero, cuando sometemos nuestro cuerpo a estrés, esto se traduce en un aumento de la respiración celular (ya que necesitamos más energía); y, por ende, producimos más radicales libres, que empiezan a acumularse.

Aquí es donde entran en juego los antioxidantes, que generalmente son vitaminas que produce nuestro cuerpo o que ingerimos a través de los alimentos y que constituyen la principal línea de defensa contra los radicales libres, ya que se encargan de neutralizarlos y evitar el daño celular asociado a ellos.

vitaminas para parecer más joven

5 vitaminas con poder antioxidante para parecer más joven

Vitamina C, la favorita para parecer más joven

Conocida como el antioxidante por excelencia, además de que también tiene gran rol en la producción de glóbulos blancos para mejorar el sistema inmunológico, la vitamina C es necesaria para la formación de colágeno. Y, como ya sabemos, este es un componente que hace que la piel esté más firme y tersa, lo que reduce las arrugas y te ayuda a parecer más joven.

En alimentos, puedes encontrarla en cítricos como la naranja y el limón, aunque la tienen también el kiwi y las fresas.

Vitamina E

Esta vitamina es importante para la formación de elastina y para la protección de la piel contra los rayos UVA, lo cual es importante dado que la exposición al sol es uno de los principales causantes del envejecimiento prematuro. También es conocida por su capacidad de reducir la apariencia de las manchas de la piel y de estimular la circulación sanguínea, promoviendo la oxigenación de los tejidos.

Puedes ingerirla en alimentos como espinacas, coles, aguacate, almendras y demás fuentes de aceite vegetal.

Vitamina K

No solo es imprescindible para combatir los radicales libres, sino que también es usada por el hígado para crear factores de coagulación necesarios para la formación de coágulos y la cicatrización más rápida y eficiente de las heridas. Gracias a esto, corrige las grietas en la piel y evita la acentuación de las ojeras. También influye positivamente en la salud de los huesos.

Encuéntrala en vegetales oscuros como el brócoli, la rúcula, la lechuga, etc.

Vitamina A

Al ser mediadora de muchas reacciones celulares, esta vitamina es necesaria para la regeneración de las células, por lo que evita la aparición prematura de arrugas y le da a la piel un aspecto uniforme. También es bastante importante para una correcta visión y para proteger de los rayos ultravioleta.

La hallarás en alimentos como la zanahoria, las calabazas, el tomate o las espinacas.

Vitamina B3

Si pudiéramos elegir entre todas las anteriores, la mejor para nosotras es la B3, también llamada niacina, que no solo estimula la proliferación celular, iguala el tono de la piel, le da una apariencia más sana y disminuye la producción de grasa. Asimismo, tiene un rol protagónico en el proceso de digestión de algunos alimentos.

Hállala en huevos, carnes, pescado y demás fuentes de proteína animal.

Factores que influyen en el envejecimiento

Puedes comprar las mejores cremas o tratamientos faciales del mundo, pero de nada te servirán si no eliminas los malos hábitos de vida que pueden influir en el envejecimiento acelerado. Algunos de estos son:

  • Mala alimentación con productos ultraprocesados y altos en grasa o carbohidratos.
  • Sedentarismo o ejercicio físico demasiado intenso (si, ambos extremos son malos).
  • Estrés excesivo: suele ser uno de los más importantes porque en nuestra ajetreada vida diaria, ¿quién no lo sufre? Sin embargo, la clave es aprender a manejarlo.
  • Exposición prolongada al sol o luz ultravioleta: por lo que más quieras, olvídate de las cámaras de bronceado. Usa protector solar todos los días (incluso si no sales de casa) y conviértelo en tu mejor amigo.