Belleza

Cómo elegir los tonos de base de maquillaje

Saber escoger entre cientos de tonos de base de maquillaje parece no ser sencillo, y es que no quieres ir por ahí luciendo como que tienes una máscara, con un tono naranja en el rostro y el cuello blanco o la cara blanca y el cuello más oscuro. Sí, eso pasa a menudo, pero si no quieres que te ocurra de nuevo, sigue leyendo.

Las bases de maquillaje fueron diseñadas para unificar el tono de la piel, crear un lienzo casi perfecto en tu rostro para aplicar el color y los demás productos de manera satisfactoria. Ahora bien, elegir el tono correcto requiere de paciencia y algunos trucos que descubrirás acá en Enfoque Femenino.

¿Cómo elegir el tono correcto?

Seguramente has intentado probar el tono de tu base en tu muñeca o brazo; la única pregunta que debes hacerte en este sentido es ¿La base es para usarla en los brazos? Evidentemente no, así que los tonos de base de maquillaje no se prueban en tus muñecas.

tonos de base de maquillaje

Lo correcto para llegar al tono más parecido a tu rostro es probarla sobre él lo más cerca de tu cuello, específicamente en la línea de la mandíbula, donde probablemente también la esparcirás para lograr un color uniforme y desaparecer el look de máscara que aparece al no escoger el tono adecuado.

Quizás te interese leer  Guía para escoger gafas de ver bonitas

Subtonos: el verdadero reto de los tonos de base para maquillaje

Aunque no lo creas, tu piel, cualquier raza que seas, tiene un sobtono de color. Puedes ser muy blanca con subtono rosa (piel fría) o blanca con subtono amarillo (piel cálida), morena clara o muy oscura (por lo general son de piel cálida). Saber y comprender cuál es ese color de piel que te define es lo que te ayudará a escoger el tono perfecto para ti.  

En la mayoría de marcas de maquillaje conseguirás los siguientes subtonos:

  • Warm – Cálidos: Naranjas, marrones y dorados.
  • Neutro: Amarillos.
  • Cool – Fríos: Rosa.

La formulación también es importante

La formulación de la base que escojas tendrá que ver con tu tipo de piel: grasa, seca, normal o mixta porque esto te ayudará bien sea a matificar o darle vida y brillo al resultado de tu piel y maquillaje.

  • BB Cream: Normalmente es una crema hidratante que contiene un poco de color que funciona como base de maquillaje. Su formulación es bastante ligera así que puedes usarla perfectamente para el día y si tu piel no tiene demasiadas marcas o manchas lucirá perfecta y natural.
  • Base en crema: Es uno de los tipos de formulación más conocidos. Pueden ser ligeras o más densas, cubrir mucho o poco, matificar o dar brillo. Escoger entre ellas dependerá de tus necesidades y tipo de piel.
  • Compactas o en barra: Es de los tipos más densos que existen en el mercado, por lo general tienen una gran cobertura y son más difíciles de aplicar. Recomendados para eventos nocturnos y pieles muy manchadas o marcadas de acné, cicatrices o quemaduras.
Quizás te interese leer  Consejos para crear un look para ir a trabajar profesional y elegante

Las claves

Las claves para elegir tu tono de maquillaje son:

  • Saber tu textura y tipo piel
  • Conseguir el tono y subtono que se acerque más a tu color
  • Escoger qué tipo de cobertura quieres lograr

Con estos trucos será casi imposible que falles en conseguir el tono de base de maquillaje que necesitas.